Dumaker Selfportrait

Martín Navas (Dumaker)

Dumaker Selfportrait
Dumaker Selfportrait

– Cuándo supiste que querías dedicarte al mundo de la imagen?
Siempre supe que era el campo donde sería realmente feliz (al menos moderadamente “feliz”), y aunque en la adolescencia tonteé fugazmente con la idea de tirar por la rama de la informática (consecuencia de experimentar cutremente con el “QBASIC” creo yo), finalmente algo en mi cabeza, alguna voz aflautada e imposible de ignorar, redirigió mi camino académico y mi andadura vital entrelazándola irremediablemente con la creación y la imagen.

Imagino que no es complicado cuando desde que tienes uso de razón pintas en todos los sitios a tu alcance, mesas, libretas (en CUALQUIER parte de la libreta), paredes… Supongo con naces con esas obsesión extraña y es natural darle salida y que tu vida se adapte a esa adicción.

Invoking the Bat God - Dumaker
Invoking the Bat God – Dumaker

– Qué significa tu seudónimo? De dónde procede? Tiene algún significado oculto?
Además de hacer el chorra con el “QBASIC”, clamar al cielo por mi acné, querer morir por amores imposibles, explorar mi cuerpo y jugar en mi viejo 386, en la adolescencia debía ser la persona con más tiempo libre y ansia creativa del mundo, pues también escribía y hacía música con mi viejuno y amado Impulse o Scream Tracker, además naturalmente de dibujar y dibujar. En aquellos tiempos firmaba todo este material como “M&M” (Moisés Martín -lo sé, un preocupante alarde de originalidad-).

Debo decir en este punto que la adopción de un seudónimo me parecía fundamental e innegociable, ¡es una de las cosas molonas de este campo!, nadie del mundillo se sorprende de que te hagas llamar de alguna forma ridícula. Es una de las ventajas que vienen con el pack cuando te vas a dedicar a la creación gráfica. Naturalmente firmar con tu nombre y apellido queda notablemente más serio y profesional, pero yo soy de los cutres con seudónimo, y somos legión.

Retomando el hilo, por aquel entonces recuerdo haber escrito una historia corta y muy sangrienta sobre marines espaciales y brutales batallas planetarias, con mega tanques siendo bombardeados por monstruosos cañones de plasma… ¡explosiones nucleares por aquí y por allá!, batallones de salvajes soldados blindados hasta el mismo borde de la incapacidad motriz disparando sus absurdamente grandes armas… El protagonista se hacía llamar sargento Dumaker, o coronel Dumaker (no recuerdo su jerarquía militar). Me gustó. No significa nada, si tomas las sílabas y las ordenas de una manera especial en equinoccio de verano no pasa nada de nada, es solo un nombre que le pareció molón al Moisés adolescente e hiperactivo del pasado y por consecuencia, ahora, el Moisés con barba que se come un helado de limón del futuro lo usa en su día a día.

-En cuanto a tu estilo puede verse una influencia muy oscura, aunque no descartas matices cómicos/humorísticos.
Aunque siempre me ha atraído la ilustración fantástica (Tolkien everywhere), también desde muy jóven me ha ido un poco la provocación y la casquería a tutti plen. Me encanta lo gore, siento cierta atracción por lo antropológico de la muerte, me flipan los zombis, escucho punk… no solo eso, pero creo que es parte de lo que soy y todo esto se refleja en lo que dibujo.

Recuerdo también que en el bachiller de artes cuando dibujaba algún pene (un buen pene, no una pitorra veloz con huevos peludos pintada en una pared junto al texto “QUINTOS 1987”) lograba causar cierto revuelo, así que descubrí que sangre + penes = diversión.

Tuve también mi época de pintar muchas ilustraciones de temática punk, eran unos años donde tenía la cabeza al 100% en ese rollo. Dibujaba como electrificado con boli bic, a toda velocidad, mucha degeneración, sordidez y diversión.

A grandes rasgos digamos que a lo largo de estos años el gore siempre ha estado ahí, aunque también he evolucionado y tal vez he dejado de ser tan explícito en la forma. Creo que hubo un tiempo que estaba convencido que iba a hacer toda mi vida muertos destripados.

Por otro lado, como comentas, siempre está esa pátina de humor (a veces humor negro) que impregna mi trabajo, me sale solo. A veces mezclo seres adorables y estrujables con escenas muy sórdidas… y desde luego paisajes y cosas que nada tienen que ver con lo chungo. Joder, si me encanta el pixel art… soy un crisol andante.

Night in the Lighthouse - Dumaker
Night in the Lighthouse – Dumaker

-Cuales son tus influencias? Tanto actuales como clásicas
El tema de las influencias siempre me desconcierta un poco porque no soy consciente de tener unas de forma evidente. Desde siempre he visto el trabajo de mucha gente, y he alucinado, me he muerto de envidia muchas veces y otras ha sido sana admiración. Eso me ha motivado a seguir trabajando, pero no creo tener unas influencias demasiado claras. Al principio cuando tuve mi primera Wacom y vi el trabajo de Craig Mullins (Goodbrush.com) y quedé en shock. Era como ver algo a otro jodido nivel. Pero tampoco creo que sea una influencia, solo alguien a quien asesinar admirar, como tantísimos otros.

De hecho estoy seguro que a lo largo de la historia jamás se ha tenido tan fácilmente acceso al trabajo de grandísimos artistas contemporáneos. Cada día conozco a un nuevo ilustrador o a un nuevo artista conceptual con un nivel demencial. Todos te afectan en cierto modo, pero no creo que sean fundamentales en tu estilo.

Al respecto, donde creo que hay más talento artístico es precisamente en el campo del concept art, opino que si grandes artistas clásicos hubieran nacido hoy, seguramente acabarían dedicándose a la industria de los videojuegos o al cine. Hay una competencia salvaje y la escalada de perfeccionamiento y de aprendizaje los unos de los otros es continua. Por tanto, además, no creo que nunca haya habido tan buenos artistas gráficos como hoy en día… esta retroalimentación es la culpable.

Y volviendo al espíritu de la pregunta, más que influencia, diría admiración. Y sí, desde luego decenas de artistas, gente de mi colectivo Hysterical Minds, artistas clásicos (sobre todo románticos)… mucha gente de muy distintos ámbitos y estilos me flipan día tras día, pero en serio, son MUCHOS.

-Cómo ves la profesión en España?
En cuanto a mi experiencia como ilustrador freelance, es bastante limitada, pero opino que debido a esta competencia de la que hablaba y de la mierda de situación económica imagino que está complicado para todos, y a nivel mundial es igual. Creo que el factor diferencial está en la seriedad con la que se tratan los negocios aquí y ahí fuera, y hablo ya de negocios de todo tipo. La corta experiencia que he tenido con trabajos puntuales fuera de españa ha sido positiva, son gente seria y cumplidora. Aquí no es que haya tenido malas experiencias pero siento que la valoración que hacen de tu labor es distinta, se respeta menos estas disciplinas y la cultura por la imagen es más deficiente. Hay clientes que se sorprenden cuando das un precio y casi les falta decirte algo como “¿¿Por hacer un dibujito me pides esto??”.

Como diseñador gráfico que soy también en mi día a día (aunque esta entrevista la esté contestando mayormente el Dumaker ilustrador) si que noto que la gente no valora en absoluto su imagen, su marca. Me parece un pilar fundamental de cualquier negocio o profesional, y la mayoría de las veces es una faceta que no respetan. No son conscientes en absoluto. Es un tema complejo que tiene que ver también con cómo los políticos se llenan la boca con hablar del diseño, de la imagen, del valor añadido y después patean la profesión con concursos demenciales o con la no regulación de los estudios de diseño. Educación.

– En qué campos profesionales te desenvuelves mejor?
Mi felicidad completa va de la mano de la ilustración. Soy feliz con el diseño gráfico y el diseño web y me gustaría saber muchísimo más de motion graphics. En concept art soy un novato y el 3d es mi asignatura pendiente, ese mundo al que intento acceder cíclicamente y que evidencia mi torpeza en este campo. ¡¡Algún día (rayo rasgando el cielo cae tras de mi silueta recortada sobre nubes de tormenta)!!

Waiting for the night - Dumaker
Waiting for the night – Dumaker

-Trabajas solamente en el ámbito digital o también te manchas las manos con la pintura?
Nunca he sido muy de técnicas pringosas, óleos, témperas o acuarelas no han estado entre mis preferidas, pero sí que he dibujado mucho a mano: lápices, rotulador, boli bic… Pero desde luego un 90% de mi trabajo es digital.

-Tienes algún proyecto personal en mente? Cuéntanos algo que puedas decirnos.
Siempre he sido un apasionado de los videojuegos, y desde hace un tiempo tengo en la cabeza una masa informe luminosa que me susurra que, algún día, de alguna forma, debería estar involucrado en algún proyecto de este tipo. No hablo de grandes producción, eso me queda grandísimo, pero me gustaría formar parte de algo desde cero. Como es lo que me susurra un concepto amorfo que visualizo flotando poco más abajo de mi coronilla, aun creo que pasará tiempo hasta que se materialice, pero ahí está.

Earth Square - Dumaker
Earth Square – Dumaker

– Test final (Responde lo primero que se te pase por la cabeza):
Un color: Negro (para mi es un color)
Un lugar: Mi hogar (aunque se vaya moviendo)
Un deseo: Invasión alien y purga selectiva de la raza humana (con mi asesoramiento)
Un libro: Neuromante de William Gibson
Una película: Drive
Una canción: Adios Reina Mia – YouTube de Eskorbuto
Un grupo: Eskorbuto
Un buen momento: Beber cerveza con el sol de la primavera o el verano dándome en la cara.
Un mal momento: Ver las noticias de resaca.
Un tema: La exploración espacial.
Una obra tuya: ¡No sé!
Una obra famosa:El triunfo de la muerte” de Pieter Brueghel el Viejo

Deja un comentario